Get Up to 40% OFF New-Season StylesMenWomen * Limited time only.

Querido peso argentino: te pienso, te admiro, te comprendo, te busco la vuelta, te disloco, reflexiono con vos y la conclusión es siempre la misma: no puedo dejar de hablar de vos. Porque vos sos esa nostalgia, esa que llevo dentro, ese orgullo, esa calle vacía mientras argentina se juega los cuartos de final en el mundial, ese silbido de la pava hirviendo mientras el domingo se termina en casa de la abuela, porque vos sos el olor a medialuna calentita recién salida del horno en la panadería de la esquina, y también, sos ese quiosquero despertando en la madrugada del sábado. Sos la mochila que llevo a donde voy y no quiero desempacar. Sos el peso, aunque no te elija, pero siempre encuentro el camino para volver a vos. Hay tanto más que quisiera decirte, pero aquí está mi regalo, mi homenaje. Un laburo minucioso y artístico que hice sobre nuestra moneda a través del paso de los años, desde la óptica de mi lente.